2 Súper tips para crear y hacer crecer tu clínica.

por Andrés Cordero g.
2 Súper tips para crear y hacer crecer tu clínica.

Qué piensas tú, ¿un negocio debe ofrecer y vender lo que tiene o debe ofrecer lo que las personas verdaderamente necesitan?

 

Hola, cómo estás? Gracias por estar aquí conmigo.

 Hoy tengo un par de preguntas para ti. ¿Qué es un negocio? Y la otra… ¿por qué debería importarte? Quizás para muchos un negocio no es más que una actividad que está pensada para generar beneficios.

Para otros, es algo relacionado con ingresos económicos. Para algunos simplemente es algo netamente comercial. Pero sabes, para mi, esas definiciones hablan más bien de cómo podría operar un negocio… Para mi un negocio es algo mucho más sencillo, pero al mismo tiempo, mucho más profundo: “Un negocio es una idea que soluciona un problema (anhelo, dolor) de alguien más”

Es decir, si tienes una idea y esa idea ayuda y soluciona las necesidades de las personas tienes un extraordinario negocio. Y, por el contrario, si tu idea no soluciona ninguna necesidad de alguien, entonces tu negocio no existe.

Puede ser que tu idea sea extraordinaria, creativa, única, revolucionaria, trabajada por años, bien fundamentada, pero si no le hace sentido a alguien… no tiene valor para él o ella… nadie se interesará… nadie la comprará.

Esto explica porque miles de emprendedores fracasan día tras día en cualquier ámbito o industria. Salen a vender algo que nadie quiere comprar. Caen en la trampa de enamorarse de su idea, de su producto o de su servicio, en vez de enamorarse del problema, de la necesidad de alguien a quien ayudar.

Es decir, si tuviera que definir un secreto para lograr un negocio es que debe entregar valor (soluciones valiosas) a las personas!

Pero existe una segunda dimensión para el éxito de un negocio. Mira, imagina que tu idea efectivamente soluciona los problemas de las personas. Es decir, tu idea si ayuda a los demás a alcanzar sus anhelos o a superar sus desafíos. Pero el problema es que tú no lo comunicas de manera apropiada y nadie logra entender el valor que entregas.

Al final el efecto será el mismo: nadie se interesará, nadie comprará. Así, un segundo secreto es saber como comunicar el valor de tu idea a las personas.

Y eso significa que debes usar un lenguaje que la persona comprenda (simple, cercano) y hablar de los beneficios o soluciones que busca, y no sobre lo que tú vendes. En otras palabras, no se trata de comunicar lo que tu deseas decir, sino de lo que la persona desea escuchar.

En otras palabras, la persona busca una solución y tu le das un producto, una técnica o un tratamiento

Y ahora, ¿por qué te debería interesar esto?… ¿qué tiene que ver con profesionales y emprendedores en salud? Pues porque esto ocurre más de lo que me gustaría en nuestro mundo. Más allá de tu profesión, de tu especialidad, del país donde estés, de la edad o etapa de la vida en que te encuentres, déjame decirte que muchos de los emprendedores en salud salen a vender lo que ellos quieren vender y, peor aún, lo comunican hablando solo sobre terapias y tratamientos en un lenguaje técnico.

Déjame darte un ejemplo: Muchos odontólogos ofrecen implantes, blanquemientos, alineadores o hablan que tiene cone beam, scanner intraoral, flujo digital, etc.. Es decir hablan de sus tratamientos, de sus técnicas, de sus tecnologías de apoyo. Pero resulta que los pacientes no entienden (no tienen porque hacerlo) lo que tú les dices, y aunque sea lo que buscan, no lo logran comprender.

Un paciente no compra ni quiere frenillos, no quiere un implante, no quiere carillas.. lo que desea en verdad es tener una sonrisa hermosa, dientes que se vean naturales, quire sonreir, quiere hablar, quiere besar, quiere comer, queroe sentirse hermosa, quiere salir bien en una foto, conquietar a su amor,etc..

En otras palabras, la persona busca una solución y tu le das un producto, una técnica o un tratamiento. Mejor hablale de la solcunio y asume que tu tratamiento es un medio para alcanzar esa solución.. y claramente para el paciente no es lo mas importante.

¿Qué hacer entonces? Recuerda que el centro de todo nuestro quehacer es el paciente, no nosotros ni nuestros tratamientos, tecnología o especialidadEn otras palabras, todo se trata de crear y comunicar valor para él o ella.

Por lo tanto, debes

  • crear soluciones pensadas en los pacientes y para eso debes conocer y comprender a los pacientes, sus dolres, aspiraciones, anehelos y motivaciones.
  • comunicar, en un lenguaje sencillo, los beneficios que tu terapia le dará a tu paciente, haciendo que tu mensja le haga sentido y comprenda rápidamente que tu, tu clínica y tu servicio son la mejor manera de alcanzar la solucon que busca.

Bien, ahora te toca a ti.

Te invito a cambiar el switch, pasar a la acción y descubrir como esta mirada puede hacer que tu clínica sea la elegida por los pacientes!

Y tú ¿ofreces lo que el paciente desea de verdad?